LA HUIDA DE LOS NAZIS-ODESSA

Etiquetas:

LA HUIDA DE LOS NAZIS-ODESSA



La cooperacion de varios estados como España,Argentina,Suiza o el Estado Vaticano entre otros fue la que abrio la posibilidad del escape de 
El 10 de agosto de 1944, cuando se prepara ya el asalto Aliado para liberar París, se reúnen secretamente en el hotel Maison Rouge de Estrasburgo:

Fritz Thyssen, el magnate y fundador del grupo Thyssen
Georg von Schnitzler presidente de la IG-Farben
Gustav Krupp propietario de la AEG y Siemens
Kurt von Schroeder, banquero y financiero
Emil Kildorf, magnate del carbón

Los cinco magnates se reúnen bajo la supervisión de Martin Borman, secretario de Hitler. Ellos crearon la organización ODESSA (Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen) (Organización de Antiguos Miembros de la SS), ese mismo día con fondos especiales. Curiosamente muchos de estos fondos procedían del trabajo de esclavos realizados por prisioneros de los campos de exterminio.

ODESSA (Organización de Antiguos Miembros de la SS) creó tres rutas de evasión:

La Araña: cuya línea de evasión era principalmente nuestro país España a través de la línea San Sebastián/Bilbao-Madrid-Tánger-Buenos Aires. (Joseph Mengele, Hans Fishboc, Reinhard Spitzy)

La Ruta de los Conventos o ruta de las ratas: Creada por el Vaticano a través de la línea Roma-Convento de San Girolamo-Nápoles o Génova-Buenos Aires. (Adolf Eichmann, Ante Pavelic)

Ruta ‘Libertad’: Creada por la inteligencia estadounidense para dar asistencia a criminales de guerra nazis, ucranianos, lituanos y estonios de la SS con el fin de utilizarlos en la futura ‘Guerra Fría’ contra la URSS. (Ivan Demdanjuk, el carnicero de Treblinka; Herbert Cukurs, el verdugo de Riga)

ODESSA envía a España a Carlos Fuldner, capitán de la SS y de madre argentina y padre alemán, para que se ocupe de las líneas de evasión a través de nuestro país. El centro de reunión de los nazis en España era el famoso restaurante Horcher, propiedad de Otto Horcher, un colaborador del espionaje nazi en la capital española.

Fuldner prepara toda la infraestructura que poco tiempo después utilizarían altos jerarcas nazis y miembros de la SS y GESTAPO para huir de la justicia aliada hacia Sudamérica.

En marzo del año 1997 el diario El País localizaba en el Archivo General del Ministerio de Asuntos Exteriores, un informe remitido en 1945 al Gobierno franquista por los Servicios Secretos aliados, en el que se adjuntaba una “Lista de repatriación” con los nombres de 104 oficiales nazis que vivirían ocultos en España.
Muchos de esos nombres como el de Hans Juretshke, llegaron a ocupar cargos de responsabilidad en instituciones españolas (en su caso catedrático emérito y director del Departamento Alemán de la Universidad Complutense). Otros nombres de la lista, como el Dr. Franz Liesau Zacharias, habrían trabajado para el Reich obteniendo animales para la experimentación de armas bacteorológicas nazis. De no ser porque falleció en Madrid a finales de 1992, podríamos haberlo tomado por uno de los SS que realizó experimentos en los sótanos de la marquesa Ruiz de Lihory. Pero la lista de nombres publicada por El País está muy incompleta.Ello es debido a que después de 1945 siguieron asentándose en España muchos jerarcas nazis, que permanecerían durante el resto de sus días en nuestro país.
Los monasterios españoles tambien acogieron a importantes espías como Reinhard Spitzy, el refinado agente de Abwehr disfrazado de monje en el monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos) en 1947 antes de huir a Argentina, en un barco de la naviera Aznar.

A continuación una relación de alguno de ellos que se ocultaron en algun momento en España:

Bernhardt, Johannes.
(¿?-14/II/1980 Munich, Alemania)



Johannes Bernhardt fue un jerarca nazi que alcanzó el grado de general honorario de las SS.
Ganó la cruz de hierro combatiendo en los frentes ruso y francés durante la Primera Guerra Mundial.
Ingresó en el partido nazi y colaboró con el Servicio de Seguridad SD (Sicherheitsdienst) y finalmente entró en las SS. Pero no era un militar, sino un negociante, una pasión que había heredado de su padre. A los 25 años ya era millonario y tras una etapa como agente de Bolsa en Hamburgo compró dos pequeños bancos, el Johannes Bernhardt y el Freifrau. Hizo negocios con Brasil y se casó con Ellen.
En los años veinte lo perdió casi todo a causa de la crisis económica que azotó Alemania. Muchos alemanes salieron de su país buscando fortuna, y él se trasladó con su mujer y su hija a Larache, en el protectorado español en Marruecos. Allí comenzó a vender material a la Legión y Regulares y se hizo amigo de sus mandos. Así estrechó lazos con el general Emilio Mola, el coronel Eduardo Sáenz de Buruaga y otros destacados militares en Marruecos que ya conspiraban contra la República.
En 1936 Bernhardt creó la empresa fantasma Sociedad Hispano-Marroquí de Transportes en Tetuán (Marruecos) que era controlada por el Partido Nazi con el fin de ser utilizada como tapadera del tráfico de armas para el bando franquista al comienzo de la Guerra Civil española.
El 23 de julio de 1936, un avión de Lufthansa trasladó a Berlín a Bernhardt, a Adolf Langenheim (jefe del partido nazi en Marruecos) y al capitán Francisco Arranz Monasterio. A sus 39 años, había decidido a tomar parte en una arriesgada misión: pedir a Hitler que ayudara a Franco en la guerra civil española. Dos días después, Bernhardt se entrevistaba con el dictador en Bayreuth y le entregaba la carta de Franco en la que le pedía 10 aviones de transporte, 6 cazabombarderos Heinkel, 20 baterías antiaéreas, fusiles, ametralladoras y munición. La misión fue un éxito y el auxilio llegó. Los 10 aviones se transformaron en 20. El pago de todo el armamento se haría mediante alimentos, cereales, materias primas incluyendo minerales que pudiesen satisfacer a Alemania. Para ello, se formalizaron dos sociedades que harían de fondo jurídico-comercial a la operación. La empresa española se denominaba Hisma y la alemana Rowak.
Franco le obsequió con una villa -y según él, con tres cuadros que dos de ellos tuvo que vender, quedándose uno del Greco- en agradecimiento por el apoyo e intermediacion con Hitler, y le concedió la nacionalidad española para blindarlo de los aliados.
Bernhardt tras la guerra se instaló en Dénia, Alicante,en el número 17 del Tossalet de Oliver, una elegante villa de inspiración francesa, villa conocida como Casa de los Alemanes. La casa figuró a nombre de Juan Barber Aladente, director gerente de Transportes Marion S.A., una de las empresas del imperio Sofindus, encargada entre otras vidriosas misiones de trasladar a la Francia ocupada miles de toneladas de wolframio, el mineral de color ébano que se extraía de los montes de Galicia y Salamanca y se enviaba a Berlín para blindar los carros de combate alemanes.

Bernhardt figuraba en el puesto número siete de una lista negra de 104 nazis residentes en España elaborada por los aliados y entregada a Franco. Rreclamaban su captura y lo definían así: “General de las SS y presidente de Sofindus, institución perteneciente al Estado alemán. Responsable del envío clandestino de suministros a las tropas alemanas cercadas en la zona occidental de Francia durante y tras la liberación de ese país”. Sofindus, su criatura, era un gigantesco grupo de 350 empresas alemanas en España al servicio del Tercer Reich: mineras de hierro y cobre, navieras, agrícolas, aseguradoras, mataderos y bancos, valoradas en más de 750 millones de pesetas de la época. “Sofindus era la pinza de los nazis para explotar y satelizar la economía española. Bernhardt era el hombre de Goering en España”.
Bernhardt decidió marcharse a Argentina en 1952. Se instaló en la finca La Elena de la ciudad bonaerense de Tandil con su mujer, Ellen Wiedenbrüg, hija del antiguo cónsul alemán en Rosario, y sus hijos.
Regresó a Alemania hacia los años setenta y el 14 de febrero de 1980 falleció en Múnich.

Bremer, Gerhard.
(25/VII/1917 Düsterntal, Alemania - 29/X/1989 en Alicante, España)



Era natural de Düsternthal (Alemania) En 1936, con 19 años, ingresa en el ejército alemán. Su formación militar la hace en la Escuela oficial de las  Waffen S.S. y en 1938 ya está en la Leibstandarte SS Adolf Hitler tomando el mando de la 10ª Compañía. Formó parte en la Invasión de Polonia,obteniendo la Medalla de Hierro de 1ª y 2ª clase.
Interviene en la entrada en Francia desde los Países Bajos y unos meses más tarde participa en la invasión de los Balcanes, siendo ascendido a Teniente y otorgándosele el mando de un Batallón motorizado de reconocimiento.
Al poco tiempo, participa en la Operación Barbarroja, que supuso la llegada del ejército alemán a territorio soviético, donde es condecorado con la Cruz de Caballero.
En 1943, está al mando del Tercer Batallón del 26 Regimiento de Granaderos Panzer y al siguiente año, es nombrado comandante de la 12ª División Panzer Batallón de Reconocimiento, en Bélgica.
En junio d e1944 durante la invasión de Normandía donde se gana las Hojas de Roble, muy valoradas por los mandos militares.
Sus siguientes misiones, fueron “La Batalla de las Ardenas” contra flancos Americanos y Británicos y la  “Operación despertar de Primavera” contra flancos soviéticos.Eran los últimos coletazos de un ejército alemán prácticamente derrotado.
Es hecho prisionero en Francia y encarcelado. Lo que más pesó en su encarcelamiento, fueron las sospechas más que fundadas sobre que su compañía ejecutó a varios soldados canadienses que había hecho prisioneros en Normandía.
Fue puesto en libertad en julio de 1948, y emigró en 1954 con su esposa Almut a Denia, España, gracias a la intercesion de Johannes Bernhard (el mas alto, segundo por la izqda., en la foto con Franco) con las autoridades españolas, y que mas adelante se detalla informacion sobre este sujeto.



En Denia, Gerhard Bremer, encajó perfectamente. Era un hombre de atractivo físico y encanto personal, que rápidamente se integró en la localidad y supo rehacer su vida al lado de Almut su bella esposa.
Viendo el potencial turístico del lugar y sabiendo que sus contactos podrían surtirlo de clientela, creo un establecimiento hotelero con distintos apartamentos, en una parcela que lindaba con el mar,  Los Bremers Park-Bungalows que sirvieron de lugar de encuentro tanto para alemanes (de pasado nazi o no) que ya estaban viviendo en el lugar, como para lo que vendrían después, a quedarse temporal o definitivamente. 


Su vivienda la estableció en uno de los pisos del edificio Mare Nostrum situado en la zona de las Rotas y allí estuvo hasta su muerte en 1989 a la edad de 72 años.
Está enterrado junto a su esposa en el cementerio de la localidad, en un nicho situado a la izquierda de la entrada.

Degrelle, León.
(Bouillon, Bélgica; 15/VI/1906 – Málaga, España; 31/III/1994)



León Degrelle llegó a general de la Waffen SS y líder del movimiento nazi en Bélgica durante la Guerra.
En su hoja de servicios se le atribuyen 70 encuentros cuerpo a cuerpos victoriosos. Degrelle se convirtió en uno de los generales más jóvenes del Tercer Reich.
Su llegada a España se produjo en 1945, escapando de la condena a muerte dictada contra él en Bélgica. El general SS se estrelló con su avioneta en la playa de La Concha (en San Sebastián), siendo inmediatamente acogido por el Gobierno franquista.
En la época de Franco, Blas Piñar reconoció que el Gobierno protegió explícitamente a Degrelle: “Autoricé la escritura de adopción -confiesa el líder de Fuerza Nueva- en virtud de la cual pasaba a ser León Degrelle, hijo adoptivo de una señora andaluza y por consiguiente cambió de apellidos”. La nueva identidad que el Gobierno franquista obsequió al general nazi fue la de León José de Rodríguez Reina, y bajo esta identidad vivió en Marbella (Málaga) hasta su muerte el 31 de marzo de 1994.
León Joseph Marie Ignace Degrelle, nació en Bélgica en el seno de una familia de creencias católicas. Esta religión marcaría el resto de su vida.  Se formó en leyes y letras y viajo por Africa, Asía, Europa y Sudamérica. En Méjico, realizó labores de corresponsal durante el conflicto que entre 1926 a 1929 mantuvo el gobierno de Plutarco Elías Calles contra una parte de la población, a la postre denominadas Cristeros, que no estaban de acuerdo con las medidas principalmente económicas que tomó el gobierno contra el clero. De los Cristeros, asimiló el emblemático  grito de “Viva Cristo Rey”.
Al regresar a Bélgica,  explota  su inquietud intelectual y política fundando la Editorial Christus Rex y el Partido Rexista, poniendo en el centro de sus críticas a la banca en poder de los judíos. A base de populismo y gran oratoria, en 1936 consigue que su partido entre por la puerta grande en el Parlamento Belga, con un elevado número de escaños. Cuando estalla la segunda gran guerra Degrelle es apresado y recluido en prisión debido a sus nada disimuladas tendencias fascistas. Posteriormente es liberado por los alemanes y en respuesta al agravio de su propio país, crea la Legión Wallonia, que pondrá al lado de los alemanes, convirtiéndose en la 28ª , División de las Waffen-SS, con la que recibirá múltiples condecoraciones y el rango de General.
Cuando la guerra está perdida, León Degrelle, huye desde Noruega hasta España y  es en la playa de San Sebastián, donde se ve forzado a tomar tierra ante la falta de combustible. Entonces, recurre a sus contactos en el ejército franquista y la Falange y pide asilo político, mientras permanece hospitalizado durante largo tiempo para curar las heridas producidas en el accidentado aterrizaje.



El gobierno de Franco le amparó. Nunca atendió a las peticiones de extradición que recibía de su Bélgica natal, y resto de países aliados y para esconderlo aún más se le creo primero la identidad de León Jose Ramírez Reina y posteriormente la del excombatiente Juan Sanchis.
Pasa un tiempo escondido en Madrid y luego en Torremolinos. Pero siempre con la inquietud de ser deportado, a pesar de su amistad con Serrano Suñer y por ende la Falange o secuestrado por espías extranjeros para ser llevado a Bélgica  donde había sido juzgado “in absentia”  y condenado a muerte.  Aparece en escena Jose Antonio Girón de Velasco, militar franquista, por entonces Ministro de Trabajo, quien le consigue una cómoda estancia en un cortijo de la sierra norte sevillana, cercano a la localidad de Constantina. Allí se acomoda, se siente seguro, no en vano, siempre cuenta con la Guardia Civil en permanente vigilancia allí donde se hospede. Compra un terrero sobre un cerro denominado Viña Carlina y se construye una singular edificación, absolutamente ostentosa.
Así, León Degrelle, pasa de ser D. Juan Sanchis para los lugareños a Don Juan de la Carlina. Es adoptado por una vecina, dándole al fin identidad jurídica real, convirtiéndose en vecino insigne que no esconde su ideal político en reuniones o conferencias, viéndosele en días señalados como la boda de su hija, uniformado de gala con todos sus méritos  nazis colgados del pecho.
 Años después, deja La edificación de la Carlina, (hoy en día, irónicamente convertida en un singular convento de la Orden de las Jerónimas) y se instala definitivamente en la Costa Malagueña, donde residían otros  “alten kameraden”  tales como Herbert Schaefer, Wolfgang Jugler, Theodor Soucek o Friedrik Jensen. Aquí, vuelve a cobrar protagonismo “presencial”, porque el editorial ya lo tenía debido a múltiples publicaciones tanto en libros como en revistas.
Su figura despega. Vuelve el urbanita,  que fue en sus años de juventud y se convierte en un referente de la extrema derecha española y europea: al ser uno de los más representativos y “ruidosos” personajes nazis que siempre se mantuvo fiel a sus ideales. Blas Piñar o Jean Marie Le Pen, fueron parte de su clientela. También lo fue Mariano Sánchez Covisa, fundador del Movimiento Guerrillero Cristo Rey, ¡qué casualidad¡, la misma nomenclatura del Partido Rexista fundado muchos años atrás en Bélgica por Degrelle. Los Guerrilleros de Cristo Rey, se crearon en 1968.  Fue un grupo de simbología ultracatólica y de triste recuerdo patrio, por varios asesinatos en su haber. Ningún ideal justifica una muerte.  Ninguno¡¡
En 1994 Degrell fallece a los 87 años, en Málaga. Dicen, que sus cenizas fueron esparcidas en uno de los santuarios del nazismo,  Berchtesgaden, lugar de recreo de Hitler. Puede ser, no en vano, él había dicho; Fui, soy y seré, fiel devoto de Hitler hasta el fin de mis días… Digo yo, que incluso sigue siéndolo después de sus días, pues por ahí queda toda su "apasionada" literatura,  salvo que los bomberos de Fahrenheit 451 decidan actuar.







 Galler, Anton.
(¿?- 1995, Denia,(Alicante))


Anton Galler fue comandante del batallón que protagonizó la masacre en el pueblo de Sant'Anna durante la ocupación de Italia, en 1944, en la que murieron 400 civiles, en su mayoría mujeres y niños.
Él y su esposa Elfe viveron en Denia, Alicante, en la calle Partida Florida, 45, y estan enterrados en la tumba la número 12, en el cementerio de Denia (Alicante).
Murió a los 80 años, en 1995, y su mujer en 1998.

Nació en Lilienfeld, (Austria), otro de esos pequeños pueblos de postal, de los que parece imposible, puedan dar lugareños tan retorcidos. Su familia, fue como tantas otras, de humilde procedencia y eso hizo que siendo muy joven tuviera que emplearse en una panadería para contribuir al ingreso familiar.
Pero sus aspiraciones no eran madrugar más que los gallos y estar siempre enharinado. Pronto ve que en la política está su salvaguarda y entra en formaciones austriacas de derechas con marcado carácter pro-alemán. Cuando estás empiezan a preocupar el gobierno del país, Galler  marcha a Alemania, donde no será perseguido y de paso decide alistarse en su ejército, pasando por la academia militar Braunschweig para llegar en 1937 al grado de teniente, teniendo como primeras órdenes militares, la  de “limpiar” de judíos y grupos de insurgentes  los territorios conquistados.
A finales de 1943 fue asignado a la 16 ª División Panzergrenadier SS con el rango de capitán y al año siguiente  llega a Comandante del Batallón 35 del 16th SS Panzergrenadier Division Reichsführer-SS de infausto recuerdo, ya que el 12 de agosto de 1944 en la pequeña localidad  italiana de Santa Ana de Stazzema, en plenos Alpes Apuanos,  esta división a su mando, cercó  la población y congregó a sus más de quinientos habitantes incluidos mujeres y niños en la plaza , para posteriormente ametrallarlos y quemarlos con gasolina.
Al término del conflicto bélico. Antón Galler, es detenido por los aliados pero incompresiblemente  no fue sometido a ningún proceso penal. Para cuando la justicia advierte el error, Galler ya había huido a España ayudado como tantos otros por la organización Odessa. Se afincó en el número 45 de la calle Partida Florida de Denia (Alicante)  y vivió sin sobresaltos, tapado tras su aspecto de hombre bien parecido sin que sus vecinos pudieran sospechar que ese extranjero de medidas formas y carácter afable, escondía un terrible secreto.
Murió en 1995 a los 80 años. Su tumba se localiza  en la zona mas nueva del cementerio de Denia, en la planta baja,  en un nicho de los de arriba numerado con el  12.
Su nombre se puede distinguir a duras penas entre las flores de plástico sobre la lápida de mármol negro. Los encargados del cementerio, saben poco de él. Será que en Dénia, entendió que era mejor pasar desapercibido. El ruido de metralleta de Santa Ana, debió perseguirle para siempre, ese fue el consuelo de los descendientes de aquellas víctimas acribilladas desde el sinsentido.



Hafner, Paul María.
(Austria-Madrid)


Provenía de una familia del tiról,  y siempre mantuvo pasaporte italiano. Se alistó voluntario como tantos  en las Waffen SS o Waffen Schutzstaffel (Armas de escuadra de defensa), convirtiéndose en otro más de esos siniestros personajes del ejército alemán, que amedrentaban a los pobres detenidos con la Calavera y las dos runas o  doble S (SS)  en su uniforme. Anduvo como soldado en distintos frentes de guerra para luego pasar a instructor de reclutas con el grado de teniente. Se sabe de su presencia en los campos de concentración de Dachau y Buchenwald  cuyo portón de entrada recibiá a los judios con la inquietante inscripcion „Jedem das seine“ (a cada uno lo suyo)  y donde se da por supuesto que Hafner,  tomó  parte activa en la represión y exterminio de prisioneros. El, sin embargo, dice que solo los visitó y que “no vio nada escandaloso”. Habría que haberle preguntado, que entendía el por escandaloso. Hafner siempre negó el Holocausto, diciendo que era producto de la inventiva alidada.
Al acabar la guerra, estuvo detenido, aunque por poco tiempo. Salió airoso de ese trance, por ser militar de bajo rango y alegar órdenes recibidas. Se matriculo en la Universidad de Innsbruck (Austria) donde obtuvo la licenciatura de económicas y tras un periplo en una empresa en Milán, decide afincarse en España, en 1953 sin saberse aún a ciencia cierta con que pagó sus “platos de lentejas”. Que si la invención de una yogurtera, que si la cría, importación y exportación de cerdos etc.. actividades que pudieron ser ciertas, pero ¿le dieron para vivir?. ¿Hubo otros ingresos mas oscuros?.
El caso es, que Mr. Hafner, se quedó a vivir en Madrid con su esposa y allí anduvo bien relacionado con otros congéneres como Joachim Heyroth, ex piloto de la aviación Cóndor que también vivía por sus alrededores. Al tiempo se separó y consoló su soledad visitando a compatriotas en una residencia de la tercera edad y adscrito a  organizaciones de conocido carácter neonazi,  sin renegar jamás de sus convicciones arias y antisemitismo, hasta que la muerte decidió cargar con él en 2010 en la ciudad de Madrid. Sin embargo alguien decidio llevarse sus cenizas,  para afear con ellas, la grandiosidad del  Valle del Adige que lo vio nacer.
En 2007 se dejó filmar por el realizador austriaco Günter Schwaiger para una película documental, cuyo visionado es altamente recomendable. Su título  –El paraíso de Hafner-


Jensen, Friedrik.
(Suecia  (¿?)- 2011 Suecia)




Cuando Alemania invade Noruega, se declara ferviente admirador de las ideas Nacional Socialistas y se alista  en la  Waffen-SS donde estuvo en distintas unidades con progresivos ascensos, hasta el punto de ser el único militar no germánico con la condecoración de la Cruz de Oro, que concedía Hiltler personalmente, convirtiéndose  en un auténtico héroe para los nazis, especialmente por su condición de combatiente de primera línea siendo herido en varias ocasiones. Terminada la guerra, paso tiempo recibiendo cuidados en un hospital de Viena y luego internado en prisión por las fuerzas americanas. Cuando cumplió sus años de condena, marcho a su Suecia natal donde emprende negocios que le dan pingües beneficios. No obstante su pasado le persigue y decide buscar mejor clima y más tranquilidad, por tanto es en España donde establece su residencia.
Aunque en 1994 a petición de la Interpol acusado de criminal de Guerra, es deportado a EE.UU, pero pronto es dejado libre, entendiendo que ya estuvo detenido y pagó con prisión su ideología y desmanes.
Entre otras cuestiones, se le acusó de connivencia en la deportación a la Alemania nazi de casi un millar de judíos.
En Marbella, vivió primero en una gran casa y posteriormente cuando su esposa enfermó, cambio su domicilio a una vivienda del exclusivo Nordic Royal Club donde se hospedó hasta sus últimos años.
En 2011 al ver el final de sus días vuelve a Suecia y allí fallece ese mismo año.

Joustra, Hauke Bert Pattist.
(    Utrech (Holanda) - marzo 2011, Langreo)



Hauke Bert Pattist Joustra, nació en Utrech (Holanda), pero adoptó la nacionalidad Alemana cuando se unió a su ejército coincidiendo con la invasión de los Países Bajos por parte de la alemánia nazi.
Se alista en las Waffen-SS, y tras su formación militar en academias alemanas, es destinado a Holanda, concretamente al grupo policial "Los Tulipanes Negros" llegando a comandar la instrucción de reclutas. El objetivo de esta compañía fue amedrentar, humillar, denunciar y/o detener  a todo aquel que fuera judío o simpatizante.
Detenido tras la rendición alemana, huyó del campo de reclusión en noviembre de 1946, meses antes del proceso judicial que le condenó a cadena perpetua por sus actos.
Tras un periplo de varios años por distintos países, llegó a España en 1956 cruzando los pirineos en moto y con documentación falsa. En principio es detenido e ingresado en la prisión de Nanclares de Oca, pero puesto en libertad al cabo de seis meses cuando sus compañeros ya “hospedados” en el estado español movieron los hilos necesarios dentro del gobierno.
Fijo su residencia en Ribadesella, para luego mudarse a Oviedo donde contrajo matrimonio y dirigió una escuela de idiomas. Hizo traducciones para la prensa y obtuvo el puesto de Traductor Jurado del Ministerio de Asuntos Exteriores para Asturias.
En 1966 se le dio la nacionalidad española, lo que le permitió eludir las solicitudes de extradición de las autoridades holandesas.
Sus vecinos le recuerdan como  simpático personaje, alto, campechano, agudo y bromista que se reía de sus propios chistes y movía mucho las manos al hablar, le gustaban las tertulias y escanciaba la sidra como un asturiano más.
Murio en el hospital Valle del Nalón de Langreo en marzo de 2001 a los 80 años de edad.


 Jugler, Wolfgang.
(7/III/1922 - 1/X/2011)


Wolfgang Jugler fue comandante de la Compañía Leibstandarte SS, Jefe de la escolta personal de Adolf Hitler.
Austriaco de nacimiento, como tantos otros nazis, como el propio Führer, se dejó embaucar por las ideas del Nacional Socialismo Apenas adolescente, se afilia a la HitlerJugend, (Juventudes Hiltlerianas) incluso cuando la pertenencia a esta asociación estaba penada en Austria. Una vez instruido se reincorpora al ejército alemán, y llega a comandar la 1ª División Leibstandarte SS escolta de  Adolf Hitler
Al término de la gran guerra es hecho prisionero por las fuerzas aliadas en un campo de concentración, de donde consigue escapar hacia España.
Vivió en  el edificio Lindasol de Marbella, hasta su muerte, en un piso adornado con toda la simbología nazi que le permitía la intimidad del hogar.
Se le vio con frecuencia en compañía de otros vecinos de su mismo idioma e ideología. En 2011 falleció en Marbella a la edad de 83 años.


Remer, Otto.
(1912, Neubrandenburg,Alemania - 1997,Elviria, Málaga).


Nace en la ciudad alemana de Neubrandenburg. Con 20 años se Alista en el Ejército Alemán. Tras 10 años es Comandante al Frente de un Batallón de semiorugas. Posteriormente comanda el I Batallón del Regimiento de Panzergrenadier donde demuestra sus grandes dotes de mando en distintas: acciones bélicas, obteniendo en 1943 la Cruz de Caballero y las Hojas de Roble.
En Marzo de 1944 es promovido a comandante de la Unidad de elite, el Wachbattalion de la Großdeutschland, una unidad que llevaba un cabo tareas de seguridad y defensa en Berlín.
El 20 de julio del 1944, Hitler es víctima de un atentado con bomba del que sale prácticamente ileso. Tras el atentado, los mandos golpistas, ordenan a Remer (este no sabía que tales superiores habían planeado el golpe) apresar al Ministro de Propaganda Dr. Goebbles ocupando el Ministerio, para así descabezar una parte importante del partido. Sin embargo, Goebbles lo pone en contacto telefónico con Hitler que levemente herido, pero enérgico, le ordena descubrir y poner bajo arresto a todos los conspiradores  ascendiendo a Remer en ese momento al grado de Coronel. En los días posteriores, se sucedieron, suicidios y ejecuciones de todos los implicados.
Remer estrena su nuevo grado con la unidad de elite, Brigada Fuhrer Blegeit y en enero de 1945, es promovido a General cuando la división es reorganizada en la estructura del Cuerpo Panzer Grossdeutschland. En estos nuevos destinos, no obtuvo éxito militar alguno, debido indudablemente a la entrada aliada en la guerra, con la consiguiente carencia de elementos materiales y la falta de motivación en el ejército alemán. Es hecho prisionero de guerra por los americanos en ese mismo año y así permanece hasta 1947.
Al salir de prisión funda en Alemania  un partido político, el Sozialistische Reichspartei (SRP), que terminó siendo prohibido. Marcha a Siria y Egipto, y luego de volver nuevamente a Alemanía donde su negacionismo del Holocausto le hizo ser condenado a prisión.
Huye a España, y fijo su residencia en Elviria, una localidad cercana a Marbella, hasta que fallece en 1997.
Sus cenizas marcharon de la mano de su segunda esposa Anneliese hacia su tierra natal.


 Van Aerschod, Paul.
(Belgica - 6/X/ octubre de 2011, San Sebastián, España )


Hijo de una familia belga afincada en Valonia se dejo deslumbrar por las ideas del partido Rexista de Leon Degrelle al que se afilia con 18 años. Posteriormente, con la llegada del ejército alemán a Bélgica, se adhiere a las Juventudes Hitlerianas, siendo su tarea en los años de ocupación, la de reclutar mano de obra para los campos de trabajo de la Alemania nazi.
Su colaboracionismo empezó a los 18 años, cuando se sumó a los rexistas para reclutar a decenas de miles de jóvenes valones que debían trabajar como voluntarios en la Alemania nazi. Era conocido como El Gran Rubio del Revólver dedicandose a maltratar, aterrorizar y denunciar a todo aquel que se negara a ser reclutado. Denunció a unos 2.500 chicos que se resistieron a ese voluntariado, 20 de los cuales fueron ejecutados.
Al poco de declararse el fin del conflicto había huido a  España, pasando un tiempo en el campo de extranjeros de Miranda de Ebro.
En 1946 fue juzgado en su país por colaboracionista, condenado a muerte y desprovisto de la nacionalidad belga, en rabeldia al encontrase fuera de su país.
En España se casa y poco después, con la ayuda de la iglesia marchó a Bolivia. En la Paz, se hizo llamar Juan Pablo Simons, y regentó el restaurante "El Corso". Allí se relacionó con otros nazis huidos a la capital Boliviana. Allí vivió hasta que regresó a España en 1964.
Le contrató la Organización Internacional del Trabajo, como experto en turismo entre 1969 a 1976, con el nombre de Paul Jean Léon Simons de Aerschot y nacionalidad boliviana. Trabajó en Chipre y Rumanía, y también en Afganistán y la Alemania del Este para otra agencia de la ONU.
El emparejamiento del nombre Simons con el de una van Aerschodt en un acta notarial de 2006 levantó las sospechas de veteranos de los servicios de información belgas dedicados en su vejez a la caza de criminales de guerra huidos. Sus complicadas pesquisas consiguieron que la policía belga le detuviera en 2008, en una visita en Bélgica. Según sus declaraciones se reunió en Bolivia con el exjerarca nazi Martin Bormann, que llevaba una plácida vida de sacerdote redentorista, o con Klaus Barbie, El Carnicero de Lyón, luego condenado a cadena perpetua. Al juez no le quedó más remedio que constatar que sus crímenes habían prescrito en 1976 y que, a falta de imprescriptibles crímenes contra la humanidad de los que no estaba acusado, no había más remedio que ponerle en libertad. Antes de que llegara la orden judicial de libertad, Simons-van Aerschodft volvió a escapar, esta vez a Lille, para coger el tren que vía París le llevó a San Sebastián, donde falleció.




Dos esquelas publicadas en la prensa donostiarra en octubre de de 2011 anunciaban el fallecimiento de Pablo Simons De Aerschot, con una fotografía en la que se veía a un anciano sonriente. Sus nietos le despidieron en una de ellas en euskera y francés. Como cualquier familia bien integrada, ofrecían información sobre el velatorio y el funeral. Bajo esa aparente normalidad se escondía la figura de un criminal de guerra que logró esquivar la condena a muerte por colaborar con el régimen nazi.



 Von Freienfels, Fredericke
Fredericke von Freienfels pasó a ser el doctor Luis Gurruchaga Iturria cuando se refugió en Chipióna (Cádiz).
La mayoría de los nazis refugiados escogieron Zahara de los Atunes (en Cádiz), sin embargo, el doctor Gurruchaga escogió Chipióna. Era un genio de la medicina que curaba a desahuciados y recomponía miembros afectados. Alcanzó una rápida popularidad entre los lugareños por su enorme carisma y profesionalidad.
Atlético de complexión y fácil sonrisa, emanaba confianza y cordialidad. Nadie sentía curiosidad por el pasado que Luis se cuidaba de camuflar cuando era el doctor F. von Freienfels, distinguido miembro de las S.S., actuando en campos de exterminio como Dachau, Mauthausen o Auschwitz, donde llevaban a cabo atroces experimentos, sobre todo con prisioneros judíos y rusos.
Entre sus barbaridades más conocidas se contaba el gaseado de un tren repleto de judíos con destino a un campo de exterminio. Luis tenía órdenes de conducir a los prisioneros a su trágico final. Pero él optó por adelantar el inevitable Holocausto, a sabiendas de lo que les esperaba al final del trayecto, así que confinó a los condenados en los vagones repletos en los que ordenó insuflar el gas.



Otto Skorzeny



"Durante la Segunda Guerra Mundial lo llamaban el hombre más peligroso de Europa. Después del conflicto bélico viajó a Buenos Aires, Argentina, donde se convirtió en asistente del presidente Juan Domingo Perón y guardaespaldas de su mujer, Eva Perón", ha explicado el periodista Kim Bielenberg en un reportaje publicado por la cadena británica BBC.

Skorzeny fue uno de los soldados favoritos de Hitler, y cobró fama por el rescate de Benito Mussolini de un hotel en medio de los Apeninos, donde estaba preso. Así salvó al líder fascista italiano de ser entregado a los aliados.

Nacido en Austria en 1908, durante la Segunda Guerra Mundial Skorzeny ocupó varias posiciones destacadas. En abril de 1943 fue puesto al frente de las fuerzas especiales alemanas, donde comandó un pelotón de elite de las SS (Escuadras de defensa del nazismo).

El 25 de julio de 1943, Hitler se enteró de la captura de Mussolini y le pidió a Skorzeny que se encargara del rescate del 'Duce'. Durante varios meses "Caracortada" -como era llamado por su cicatriz- buscó información confiable sobre la ubicación de Mussolini. Hasta que en el mes de septiembre de ese año logró dar con él: estaba en un hotel ubicado en una remota montaña de los montes Apeninos, en el norte de Italia.



Con semejante éxito, Skorzeny fortaleció su prestigio y fue ascendido a mayor. Incluso el primer ministro británico Winston Churchill calificó el rescate como un acto de "gran audacia militar".

Diez días después del "suicidio" de Hitler en mayo de 1945, Skorzeny se rindió ante un escuadrón estadounidense. Estuvo en el banquillo de acusados en los juicios de Dachau en 1947 por crímenes de guerra, especialmente por la ofensiva en Las Árdenas, pero no se le atribuyó responsabilidad alguna. Logró huir con la ayuda de compañeros de las SS primero a Francia y después a España, desde donde viajó varias veces a Buenos Aires, donde conoció al presidente Juan Domingo Perón y se convirtió en asistente y guardaespaldas de su esposa, Eva Perón.



En junio de 1957, el exagente nazi viajó a Irlanda, donde fue recibido como un héroe. "Reggie Darling, un historiador de la zona, lo recuerda como un hombre grande, llamativo por su enorme cicatriz y que no era precisamente muy amable y a quien no le interesaba cruzarse mucho con la gente", ha relatado Kim Bielenberg.

Pese a su pasado, Skorzeny viajó a Irlanda en 1957 para intentar convertirse en un sencillo granjero, pero no dejó de despertar algunas suspicacias con su 1,93 metro de estatura, los 114 kilos de peso, y la enorme cicatriz que atravesaba su mejilla izquierda. "Las noticias de la prensa irlandesa de aquel entonces retrataban a Skorzeny como un glamuroso hombre del espionaje", ha indicado Bielenberg.




El único refugio estable que encontró fue su residencia de Madrid, donde murió de cáncer en 1975. Skorzeny sería además el máximo responsable del grupo secreto Organización de Antiguos Miembros de las SS (ODESSA) en España.


Agonizando en el hospital Francisco Franco de Madrid ante su amigo Fraga Iribarne.
ARTHUR DIETRICH Vivía en el número 9 de la C/ Sil en el Viso. Pertenecía a la división criminal de la GESTAPO.

KARL ANDRES MOSER Miembro del Partido Nazi. A través de su empresa, Aduanas Pujol-Rubio, ayudó a vender obras de arte saqueadas por los nazis. Vivía en la calle Doctor Roux de Barcelona.

ROBERT FIX Fundador del partido nazi. Se refugió en España y vivió en el número 7 de la calle Jovellanos.

CARLOS FULDNER Capitán de la SS y contacto de ODESSA en España. Vivía en el número 33 de la calle Modesto Lafuente.

HANS ENGELHORN Oficial de la SS. Vivía en el número 101 de la calle Muntaner de Barcelona.

ALFRED HAUSMANN Jefe del Abwher en Málaga. Vivía en el número 82 del paseo Miramar de Málaga.

WALTER JUNGHANS Jefe de la GESTAPO en Madrid y después en Barcelona. Vivió hasta su muerte en el número 6 de la calle Desengaño.

La organización ODESSA sería financiada en España por los cargamentos de oro que el Reichbank entregó al gobierno de Franco desde 1943.

En mayo de 1943 comenzaron a pasar camiones por el paso fronterizo de CANFRANC (HUESCA) cargados de lingotes de oro. Los camiones pertenecían a la empresa AUTO TRANSIT de Bilbao, con sede en el número 9 de la calle Buenos Aires. Esta empresa trabajaba para firmas suizas.

La agencia de aduanas HIJOS DE JUSTO ESTÉLLEZ se ocuparon del papeleo.

Un agente local de los americanos informa que una caja se ha roto y ha podido ver lingotes de oro con el águila del Reich y la esvástica. Posteriormente los lingotes quedarían registrados en el Banco de España.


En efecto, muchos de estos amigos del terror, de esos, del saludo romano (brazo en alto y al frente) nazis en definitiva, la mayoría de alto rango, que nunca pudieron ser juzgados, encontraron en España, la seguridad que les faltaba en sus países y la utilizaron en algunos casos como estación de paso hacia otro destino, tales como Walter Kutschmann, Reihard Kopps, Gerhard Bohne, Reinhard Spitzy, Friedrich Joseph Rauch, Martín Borman, Andre Van Den Bergue  que partieron, generalmente con pasaporte español, desde Barcelona, Vigo, Coruña, o Bilbao por citar algunas ciudades portuarias.
Otros, sin embargo, la mayoría negacionistas del Holocausto y muy cercanos a Hitler, vinieron a vivir bajo el palio del -nacional catolicismo- muy parecido a su –nacional socialismo- una vez que Alemania cayó derrotada en 1945. Todos en definitiva, pudieron vivir plácidamente en la “piel de toro”, sin ser molestados, curiosamente, ni siquiera años  después, cuando cambiaron los colores del gobierno. El tiempo, su único juez, se los fue llevando de forma implacable. Muchas han sido las exequias realizadas en España con marchamo de esvástica y algunos  los cementerios patrios donde parte de la historia de la Cruz Gamada, “pernocta” por siempre.

Aribert Heim fue un médico nazi austríaco, también conocido como “Doctor Muerte” de las Schutzstaffel en el campo de concentración de Mauthausen Gusen. Se le acusó de crímenes contra la humanidad al haber utilizado el método de inyecciones directas de compuestos tóxicos en los corazones de sus víctimas. Se ocultó en los distintos escondites que había mantenido en la costa mediterránea española. La guarida del monstruo más duradera, según los investigadores que le siguieron la pista, fue en la Costa Brava, cerca de Roses, en la urbanización de Empuriabrava, donde una colonia de jubilados alemanes, muchos con pasado nazi, le podría haber servido como cobertura. La Policía sospechó en su momento que, al saberse localizado, abandono la zona de Roses en yate para recalar en el área de Marbella (en Málaga).
Otro dos refugiados que vivieron durante años en Benalmádena (también Málaga) como encubridores de Heim, fueron el alemán Herbert Schaefer, cuyo pasado nazi trascendió después de que uno de los cuadros de su colección expuesto en la Universidad de Yale fuera reclamado por un superviviente del Holocausto, y el austríaco Theodor Soucek, que refundó de forma clandestina el Partido Nazi en Austria y fue condenado a muerte por ayudar a antiguos SS a huir a España y Latinoamérica en 1948.

Fuente:http://lashistoriasdeltercerreich.blogspot.com.es/2011/07/nazis-en-espana.html

              http://www.mve2gm.es/paises/espa%C3%B1a-nacional/refugio-de-criminales-nazis/

Los Nazis En España 1-6




Los Nazis En España 2-6











LA RUTA DE LAS RATAS: NAZIS-VATICANO



La red de fuga en que intervino el Vaticano se llamó la “Ruta de las Ratas” o la “Ruta de los Monasterios” y fue la más eficaz de todas las vías de escape planificadas por los conjurados de la Maison Rouge de Estrasburgo (Hotel). Estimaciones coincidentes indican que 5000 jefes nazis alcanzaron a escapar gracias a esta organización. Su sede central estaba en Roma, Italia operaba desde oficinas propias bajo la cobertura de la “Pontificia Comisión de Asistencia” (PCA) a la que Pio XII (Eugenio María Giovanni Pacelli) había conferido competencia exclusiva en el manejo de los temas vinculados a prisioneros y refugiados de guerra. 
 
Eugenio Pacelli (futuro papa Pio XII)y Von  Papen firman el Concordato Imperial.


El cerebro era el Obispo Austríaco Alois Hudal, Jefe de la Sección Austríaca de la PCA y Rector del Colegio Alemán Santa María dell’ Anima, sito en Piazza Navona, en Roma, Italia. Alois Hudal, ferviente nacionalista y antisemita austríaco. 


Alois Hudal

Algunos de los jerarcas nazis que utilizaron esta via de escape:




El “Ángel de la Muerte”, "Ángel Blanco de Alemania" o el “Doctor Auschwitz” Joseph Mengele (1911 - 1979).

                                     

 Militar, político, médico, antropólogo y biólogo nazi alemán. Su siniestra fama se convirtió en terrible leyenda cuando desapareció después de la Segunda Guerra Mundial. Durante 34 años vivió huido e impune, bajo un sinfín de nombres, protegido por otros nazis en Latinoamérica, hasta que en (1979) murió ahogado en una playa de Brasil. Los intentos de localizarlo y capturarlo fracasaron siempre. Hasta (1985) no se pudo confirmar su muerte. 

Ahora, muchos años después de ahogarse en la playa brasileña de Bertioga, salen a la luz unas cartas inéditas suyas a amigos y familiares que demuestran que Joseph Mengele murió como un nazi convencido y firme defensor de la pureza aria como defensa contra el contagio de debilidades y vicios de las "razas inferiores". Son 85 escritos confiscados hace 20 años en la casa de amigos suyos y después olvidados en los archivos de la policía brasileña. Ahora han sido traducidos del alemán y publicados por el diario Folha de São Paulo. Son testimonios banales de la vida de fugitivo de quien sin duda fue uno de los asesinos más crueles y sofisticados de la historia. Pero una y otra vez aparecen comentarios y reflexiones que revelan a un Joseph Mengele que de nada se arrepentía y seguía obsesionado por la pureza de las razas superiores y la validez de los principios ideológicos del Nacionalsocialismo (Nazismo) a los que de forma tan destacada sirvió. 

En uno de los documentos, destinado a su diario en (1976), escribió que estaba leyendo las memorias de Albert Speer, el que fuera Ministro de Armamento y arquitecto favorito de Adolf Hitler. Albert Speer, juzgado en Núremberg, escribió sus memorias mientras cumplía los 20 años de condena que le fue impuesta. 

El ángel de la muerte ve en el libro disculpas y lamentos inaceptables. "Se ha humillado  y se muestra arrepentido, lo que resulta muy lamentable", comenta Joseph Mengele. Aunque en ninguna de las cartas aparece referencia a su paso por Auschwitz, sí hay frecuentes comentarios sobre el "peligro de la mezcla de razas siempre que no sean muy similares". Según dice en (1972), Latinoamérica "corre un serio peligro si disminuye el peso de las razas nórdicas; la civilización creada por los europeos en otras partes del mundo sólo es ejemplo de éxito allí donde los blancos no se han mezclado". Y elogia la segregación racial de Sudáfrica, entonces en su cenit. A EUA le augura un futuro de ruina por "su exceso de mezcla". En otra carta protesta porque una sobrina suya tiene un novio de origen alemán que no comparte "la ideología aria". Joseph Mengele vivió tres años escondido en Baviera tras la guerra y después, gracias a las redes de apoyo nazis, huyó a la Argentina de Juan Domingo Perón; después, a Paraguay, y finalmente se instaló en Brasil. Allí murió sin ser juzgado siquiera por su conciencia, como revelan sus escritos después de 34 años de ser uno de los criminales más buscados del mundo. 

Los gemelos resultaban particularmente interesantes para los ensayos científicos de Joseph Mengele. Dicho interés radicaba en las profundas influencias inculcadas por Otmar von Verschuer y Ferdinand Sauerbruch del Instituto Kaiser Wilhelm de Genética y Eugenesia, donde adquirió los conceptos de herencia y raza pura y el problema judío era el núcleo de las discusiones. Joseph Mengele, siguiendo los pasos de Von Verschuer, había desarrollado un fuerte interés por los gemelos como una fuente de información acerca de estos conceptos, por tanto, cuando supo que el Campo de Concentración de Concentración y Exterminio de Auschwitz, Polonia era su destino, no pudo ocultar su satisfacción, pues el campo de concentración era para él un laboratorio lleno de ratas judías. 


Richard Bär, Josef Mengele, Josef Kramer , Rudolf Höss

A partir de (1943), los gemelos eran seleccionados y ubicados en barracones especiales. Cuando en la rampa de selección localizaba gemelos, para éstos constituía una esperanza de alargar la vida el pertenecer a esa condición. Los gemelos eran ubicados en un recinto especial y eran tratados algo mejor que los demás internos. Prácticamente todos los experimentos de Joseph Mengele carecían de valor científico, pero fueron financiados por el Gobierno Nazi. Incluyeron, por ejemplo, intentos de cambiar el color de los ojos mediante la inyección de sustancias químicas en los ojos de niños, amputaciones diversas y otras cirugías brutales y, documentado al menos en una ocasión, un intento de crear siameses artificialmente mediante la unión de venas de hermanos gemelos (la operación fue un fracaso y el único resultado fue que las manos de los niños se infectaron gravemente). 

Las personas objeto de los experimentos de Joseph Mengele, en caso de sobrevivir al experimento, fueron casi siempre asesinados para su posterior disección. Joseph Mengele extraía los ojos a sus víctimas y los colocaba en una pared como un muestrario de las variedades heterocromas que existían. Intentó también por la vía química cambiar el color de pelo de los internos mediante la aplicación de dolorosas inyecciones subcutáneas y en algunos casos realizó castraciones y experimentos en la médula espinal dejando paralizados a los intervenidos. 

En cooperación con otros médicos, Joseph Mengele intentó también buscar un método de esterilización masiva; muchas de las víctimas fueron mujeres a las que se les inyectaban diversas sustancias, sucumbiendo muchas de ellas o quedándose estériles en muchos otros casos. En otras ocasiones realizaba experimentos sumergiendo en agua helada a internos fuertes para observar sus reacciones ante la hipotermia. 

También cooperó con su contraparte de la aviación, el médico Sigmund Rascher de la Luftwaffe, en algunos experimentos sometiendo a personas a cambios de presiones extremos. Los individuos perecían en medio de horrorosas convulsiones por excesiva presión intracraneal. Sigmund Rascher fue el equivalente de Joseph Mengele en el campo de la experimentación con humanos, pero con fines militares. Su perversidad anduvo a la par con este último, pero su historia y final fueron muy distintos. 

Joseph Mengele también realizó experimentos con gitanos y judíos que tenían deformidades, enfermedades hereditarias (enanismo, síndrome de Down), siameses e incluso con mellizos, diseccionándolos vivos y sumergiendo luego sus cadáveres en una tina con un líquido que consumía las carnes, dejando libres los huesos. Los esqueletos eran enviados a Berlín como un macabro muestrario de la degeneración física de los judíos. Otra de sus líneas de "investigación" fue el virus etno-específico. Joseph Mengele llegó a tener una colección particular de condenados especialmente escogidos para servir en sus ensayos, el trato recibido no era mejor que el de los condenados a las cámaras de gas. 

En (1944), Joseph Mengele deseaba un cambio: Aunque estaba orgulloso de sus experimentos, pretendió ascender en el escalafón de las Waffen SS haciéndose evaluar por un inspector. El informe emitido por un Coronel SS destacaba la personalidad, profesionalidad y celo del deber de Joseph Mengele, que le daban méritos para un ascenso y un nuevo puesto. Sin embargo, por motivos desconocidos, nunca se le reasignó desde Auschwitz. Joseph Mengele hizo en una ocasión cargar un vagón de tren con unos cajones que los internos notaron "demasiado pesados para su volumen". Los cajones iban dirigidos a Günzburg y algunos internos dedujeron (correctamente) que los cajones contenían lingotes de oro, provenientes de las extracciones dentales de las víctimas del campo. Éste fue uno de los primeros indicios de que Joseph Mengele había presentido el fin del Tercer Reich (Alemania Nazi). 

El escritor argentino Tomás Eloy Martínez, en agosto de (1985) en la Revista “El Periodista” de Buenos Aires, evocando una conversación que tuvo con Juan Domingo Perón en setiembre de (1970) cuenta que el General recibía a menudo en su palacio presidencial la visita de un genetista que trabajaba sobre el mejoramiento de los animales en una propiedad del Paraguay y hacía maravillas. Cuando le preguntó el nombre del científico prodigio, Juan Domingo Perón sacudiendo la cabeza le contestó: “¿Quién sabe?, era uno de los bávaros cultivados y orgullosos de sus orígenes. Espere, si yo recuerdo bien, se llamaba Gregor. Era el Doctor Gregor”. 




El (20 de junio de 1949), Helmut Gregor (un italiano nacido en Trento) llegó a Argentina exhibiendo el Pasaporte N°100.501 de la Cruz Roja Internacional. En realidad este era el alias bajo el cual se escondía el más sádico de los criminales de guerra: El “Angel de la Muerte” Joseph Mengele, y del que no pondremos su curriculum por motivos de espacio y por ser ampliamente conocido. Joseph Mengele llegó a Latinoamérica por Argentina, donde vivió hasta (1954) como el Doctor Helmut Gregor. El (25 de febrero de 1954) obtuvo sus documentos argentinos y el (25 de julio de 1956) se casó en Nueva Helvecia, departamento de Colonia, Uruguay, con su verdadero nombre españolizado como José Mengele con Martha María Will, viuda de su hermano Karl. A fines de (1959) o principios de (1960) escapa de la Argentina probablemente a Paraguay vía Uruguay y Brasil. Sobre esta huida del “Angel de la Muerte” queremos detenernos un instante, porque aquí aparece nuevamente la Iglesia Católica Apostólica Romana mezclada en esta siniestra historia. 

Existe un documento exhumado en diciembre de (1985) por el periodista argentino Horacio Verbitsky, que hecha luz sobre la relación de los nazis con el General Argentino Osiris Guillermo Villegas, de conocida militancia ultraderechista. El “papel” (fechado en mayo de 1964) está agregado al expediente que sobre el criminal de guerra tenía el Consulado de Alemania en Buenos Aires, Argentina y lleva la firma del Doctor Orestes Frondizi. Allí se dice que luego de la captura de Adolf Eichmann, miembros de la colonia nazi le pidieron a Villegas un juego de documentos para que Joseph Mengele pudiera salir del país. 

La tarea le fue encomendada al ex capitán de la “Wehrmacht” Otto Kempe, que estaba conectado con el referido oficial argentino, a quién recibía habitualmente en su casa de Acassusso. A los pocos días Osiris Guillermo Villegas consiguió una cédula de identidad falsa con el número 4.039.316 a nombre de Alfredo Mayen, y ese fue el documento que usó Joseph Mengele para salir del país. La cédula y el pasaporte correspondiente fueron confiados (para que se las hiciera llegar a Joseph Mengele) a la hermana del Ex-General de las SS Wilhem Lohmann, quién había sido Jefe de la Policía de Adolf Hitler en Polonia, siendo posteriormente detenido y acusado en Bonn, Alemania en marzo de (1960) por el asesinato de más de 300.000 personas en el Campo de Concentración y Exterminio de Kulm, Suiza. 

Esta mujer que se llamaba Hedwig Theresa Lohmann, se había ido a Argentina en (1952), trabajó en un estudio jurídico de la calle Lavalle al 1473, luego en la gerencia de Schering Argentina y posteriormente en la sección administrativa de la Mercedes Benz Argentina, donde también había trabajado también Karl Adolf Eichmann. Ya en poder de los documentos falsos, Joseph Mengele viajó a Uruguay vía Colonia. Una vez allí, y según se puede leer textualmente en el Semanario “El Periodista” de Buenos Aires, de fecha (22 de noviembre de 1985), donde se relata detallada y documentadamente la fuga del “Angel de la Muerte” de Argentina, “…un primo de los Lohmann, el cura católico Ahrens, sacerdote redentorista con residencia en Montevideo, fue quién esperó a Mengele en el puerto de Colonia, y lo acompañó después hasta la ciudad de Rivera, donde pasó clandestinamente a Brasil”. 


Karl Adolf Eichmann (1906 – 1962). 



Fue uno de los directos responsables de la “Solución final al problema judío”, eufemismo con el cual se designó al genocidio organizado de 7 millones de personas. Al finalizar la guerra cayó prisionero de los estadounidenses, quienes ignoraban su verdadero nombre ya que se hacía llamar Eckmann. Luego de un tiempo de estar detenido pudo huir del campo de prisioneros y se mantuvo oculto en los bosques cerca de Hamburgo, Alemania trabajando como leñador. Sin embargo según cuenta Isser Harel (Comandante del Grupo del Servicio Secreto Militar Israelí que capturó a Karl Adolf Eichmann) en su libro “La Casa de la Calle Garibaldi”: “Una vez terminada la guerra Adolf Eichmann se había ocultado en un monasterio alemán manejado por monjes católicos croatas”. 



En el mismo documento figura la versión dada por el propio Karl Adolf Eichmann de cómo y de qué forma llegó a Argentina. Esta es la transcripción textual: “Me enteré de la existencia de unas organizaciones que habían ayudado a otros a abandonar Alemania. A principios de (1950) establecí contacto con una de esas organizaciones. Consiguieron que pudiera salir hacia Italia. Un monje franciscano de Génova me facilitó un pasaporte de refugiado a nombre de Richard Klement junto con un visado para Argentina. A mediados de 1950 llegué a Buenos Aires”. El (15 de julio de 1950) arribó a Buenos Aires, Argentina a bordo del Giovanni C, el mismo buque que 2 años antes habría desembarcado en el mismo puerto a Martin Bormann. Su pasaporte de la Cruz Roja Internacional estaba correctamente visado por el Cónsul Argentino en Génova, Italia. 






La Delegación de Asociaciones Israelitas en Argentina protestó enérgicamente ante el Cardenal Primado, Monseñor Antonio Caggiano. Nunca obtuvieron respuesta. Y ello no es de extrañar. Tres años antes Antonio Caggiano había tomado posición sobre los nazis en la Argentina. Refiriéndose al ejecutor de la “Solución Final al Problema Judío” Karl Adolf Eichmann, y según consigna el Diario “La Razón” del (23 de diciembre de 1960), el cardenal manifestó textualmente que el acusado “había llegado a nuestra patria en busca de perdón y olvido y no importa como se llame, Ricardo Clement o Adolf Eichmann; nuestra obligación de cristianos es perdonar lo que hizo”. 
  
Adolf Eichmann durante el juicio

El 11 de mayo de 1960 fue secuestrado por el mossad y llevado a Israel.El juicio, que finalizó el 15 de diciembre de 1961, lo condenó a morir en la horca por crímenes contra la Humanidad.La sentencia se cumplió la madrugada del 31 de mayo de 1962 en la prisión de Ramla.


Klaus Barbie Altman (1913 – 1991). 



Nació el (25 de octubre de 1913) en Bad Godesberg, Bonn. En abril de (1933) ingresó a las Juventudes Hitlerianas y a principios de (1935) comenzó a trabajar en los servicios de seguridad que controlaba Heinrich Himmler e ingresó a las SS. Después de una vertiginosa carrera en (1942) pasó a comandar el Departamento IV de la Gestapo de la ciudad de Lyon en Francia. El (9 de noviembre de 1943) fue condecorado con la Cruz de Hierro de 1° Clase con Espada. Su mérito fue haber detenido, torturado y asesinado al Jefe de la Resistencia Francesa Jean Moulin. 


Aqui lo vemos en Lyon en 1943.(de frente,mirando a la camara). 



Tras la derrota fue juzgado y condenado a muerte en rebeldía por el tribunal de Lyon el (25 de noviembre de 1954). Fue encontrado culpable por el asesinato de 4531 personas, por el envío a campos de muerte de 7591 judíos, y por la detención de 14311 miembros de la Resistencia Francesa, a muchos de los cuales torturó personalmente. Detenido por los estadounidenses logró convencerlos que les podía ser útil colaborando con los servicios de inteligencia militar. A principios de (1951) semejante
“colaborador” se transformó en un verdadero problema, por lo que en marzo de ese año la “Central Intelligence Corps” decide deshacerse de Klaus Barbie, quién procura la forma de escapar hacia Latinoamérica, logrando finalmente, con ayuda católica, abordar el vapor “Corrientes” (con destino a Buenos Aires) en el puerto italiano de Génova. La última gestión la hizo el Obispo Católico Krunoslav Draganovic



Klaus Barbie en el juicio

Según contara el propio Klaus Barbie, él y el prelado católico visitaron el Consulado Argentino en Roma, en el 38 de la Vía Albaro, donde los funcionarios lo saludaron con un inesperado “Heil Hitler” que el nazi no contestó pues temía que fuera una trampa. El 22 de marzo embarcó finalmente con una visa argentina a nombre de Klaus Altmann acompañado por su esposa Regina Margareta y su hijo Klaus Georg. De Buenos Aires, Argentina viajó a La Paz, Bolivia donde vivió hasta (1983), año en que fue extraditado a Francia, donde fue sometido a juicio y finalmente condenado (en julio de 1987) a la pena de cadena perpetua. Murió en Lyon, Francia, en (1991). 

 
Ejercito de Bolivia


Martin Ludwig Bormann, Jefe de la Cancillería y Director del NSDAP desde (1941) y Secretario Personal de Adolf Hitler. 



Nació en Halberstadt el (17 de junio de 1900). A los 18 años comenzó su militancia en el Freikorps Rossbach uno de los Grupos de Ultraderecha opuestos a la República de Weimar. Allí recibió su primera condecoración, la “Blutorden” (Orden de Sangre), tras el asesinato del maestro Walter Kadow. En (1927) se afilió al Partido Nazi y 2 años más tarde se casó con la hija del Presidente del Tribunal del Partido Nazi, Gerda, con la cual tuvo 9 hijos, el segundo de ellos, Adolf Martin, es actualmente sacerdote jesuita. En (1933) se convirtió en el Jefe de la Secretaría del Lugarteniente de Adolf Hitler, Rudolf Hess; en (1941) lo reemplazó convirtiéndose en el delfín del Führer, y en (1943) se convirtió en Secretario General del Partido Nazi Alemán. El (1 de octubre de 1946) fue sentenciado en Nüremberg a morir en la horca luego de haber sido acusado y juzgado por los delitos de conspiración, crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad. Martin Ludwig Bormann fue el único de los jerarcas nazis juzgados en Núremberg que fue sentenciado en ausencia. Fue y continúa siendo el mayor fantasma político de la postguerra. 

Recorrer cualquier archivo periodístico desde (1945) a (1973) permite hacer una comprobación irrefutable: Nunca se dejó de perseguir Martín Ludwig Bormann. Considerado vivo por los jueces de Núremberg diversos grupos intentaron capturarlo durante décadas. De acuerdo a distintos testimonios que fueron recogidos por servicios de inteligencia y reporteros desde mediados de (1945) hasta (1973) se lo identificó o se creyó identificarlo casi 70 veces. Cincuenta de ellas en América del Sur, una en Moscú, Rusia, otra en Sudáfrica, y 16 en Europa. De estas 16 veces que se lo vio en Europa, 15 de ellas corresponden a los itinerarios seguidos por la “Ruta de las Ratas” o “Ruta de los Monasterios” 

A Martín Ludwig Bormann se lo ha dado por muerto por lo menos en siete ocasiones, 3 de esos decesos habrían ocurrido la Noche de la Caída de Berlín (del 1-2 de mayo de 1945) al intentar escapar del Bunker de la Cancillería; 2 veces habría muerto en Bariloche, Argentina; una vez en Asunción, Paraguay y la última muerte registrada a fines de 1972 habría sido en Tupiza, Bolivia, tras las paredes de un convento donde el hombre más buscado del mundo se habría refugiado vistiendo hábitos sacerdotales y haciéndose llamar “Padre Augustín von Lagerbach”. 



Según escribe el investigador Philippe Aziz, en su libro “Los Criminales de Guerra”, DOPESA, Barcelona, (1975), “Argentina constituyó el refugio más inviolable de los nazis. Documentos recientes y serios han establecido de una manera formal que Martin Bormann hizo transferir, por avión, de noviembre de (1944) a marzo de (1945), fondos extremadamente importantes (oro, divisas extranjeras, títulos bursátiles y acciones de sociedades). Los agentes de la CIA llegaron incluso a identificar en (1953), los nombres de los aviadores que realizaron estos vuelos, los bancos y los números de estas cuentas bancarias. Por desgracia, el gobierno de EUA se ha opuesto hasta hoy a la publicidad de estas investigaciones que podrían aportar interesantes revelaciones sobre el famoso tesoro nazi”. 





Heinrich “GESTAPO” Müller. 



Nació el (24 de abril de 1900) en Baviera, Alemania. En (1919) ingresó como asistente al Departamento de Policía de Munich, Alemania, en (1934) fue transferido a la GESTAPO, en (1937) fue ascendido a Coronel y en (1938) ingresa a las SS. Un año más tarde llegó a la cima: Fue nombrado “Jefe Máximo de la GESTAPO” y desde entonces reportó directamente al “Reichführer” Heinrich Himmler. Fue el directo responsable de los millones de personas que sufrieron la cárcel, la tortura y la muerte en manos de la policía política de Adolf Hitler. En (1944) después del atentado contra el “Führer”, se encargó personalmente de la investigación y como consecuencia de ello mandó fusilar 7000 personas. 

El (27 de abril de 1945), 3 días antes de la muerte de Adolf Hitler y Eva Braun, fue visto por última vez en el bunker de la cancillería. Había borrado cuidadosamente sus rastros: había destruido los legajos donde estaban las fichas con sus huellas dactilares y había ordenado perfectamente los archivos que habría de llevarse consigo en una fuga cuidadosamente planeada, a tal punto que simuló su propio entierro con lápida y todo. Cuando los aliados exhumaron los restos del supuesto Heinrich “GESTAPO” Müller, estos correspondían a los huesos de 2 mujeres y un niño. 

Ello provocó que fuera uno de los fugitivos más difíciles de rastrear. Sin embargo con el tiempo múltiples y pacientes pesquisas han logrado reconstruir los detalles de parte de su fuga, que habría sido de esta manera: En los primeros días de mayo de (1945), vistiendo uniforme de soldado raso, Heinrich “GESTAPO” Müller consiguió llegar hasta Kassel en compañía de su asistente Hans Scholtz, desde allí cruzó la frontera austríaca el (16 de mayo de 1945) en las cercanías de Mittenwald, en las montañas de Sattelberg. El (27 de mayo de 1945) fueron escondidos en una granja cerca de Worgl, en el Tirol austríaco, por el SS Walter Brünner, también buscado por los aliados por el asesinato de 730 judíos en la Unión Soviética. Desde allí tomaron la “Ruta de las Ratas” o “Ruta de los Monasterios” que los llevó hasta Merano y de allí a Roma, Italia. En Roma estuvieron escondidos en un convento católico croata, y allí Heinrich “GESTAPO” Müller consiguió su primer documento falso a nombre de “Jean Belinsky”, polaco de Lodz. Desde allí su rastro se vuelve difícil de seguir. Se cree que habría viajado a Argentina a mediados de la década de (1950). 


  1939 fotografía; De izquierda a derecha son Franz Josef Huber, Arthur Nebe,
     Heinrich Himmler, Reinhard Heydrich y Heinrich Müller. Según el archivo
     leyenda, estos hombres están planeando la investigación del atentado de bomba
     sobre Adolf Hitler de 8 de noviembre de 1939 en Múnich


Franz Stangl (1898 – 1971). 




Comandante del Campo de Concentración y Exterminio de Sobibor entre marzo y setiembre de (1942), y del Campo de Concentración y Exterminio de Treblinka entre esa fecha y agosto de (1943). Terminada la Segunda Guerra Mundial accedió a la “Ruta de las Ratas” o “Ruta de los Monasterios” que controlaba el Vaticano y el Obispo Católico Austriaco Alois Hudal, hasta que finalmente mientras estaba escondido en Roma, Italia logró salir con su familia y documentos con su verdadero nombre hacia Damasco, Siria. Posteriormente viajó a Beirut, Líbano y en (1951) se estableció en Brasil. Capturado y extraditado en (1967) fue juzgado en Dusseldorf, Alemania donde se lo encontró culpable por el asesinato de 700.000 personas (la gran mayoría judíos) y fue condenado a cadena perpetua.


El ex comandante del campo de concentración Franz Stangl después de su captura en 1967
Ante Pavelić (Bradina, municipio de Konjic, Bosnia y Herzegovina; 14 de julio de 1889 – Madrid, España; 28 de diciembre de 1959).




Fue un militar, político y dictador croata, líder y miembro fundador del grupo terrorista fascista Movimiento Revolucionario de Levantamiento Croata Ustaša (en croata, «rebeldes» o «alzados») en los años 30 del siglo XX y más adelante «caudillo» del Estado Independiente de Croacia (Estado títere y colaboracionista con el Eje).

El 6 de mayo de 1945, huyó de Zagreb a Austria,33 1 donde permaneció algunos meses antes de huir a Roma,31 donde la Iglesia Católica lo ocultó a pesar de su condición de criminal de guerra (como se prueba en documentos desclasificados de la inteligencia de los Estados Unidos).34 Detenido brevemente por los británicos en Austria, fue liberado.35 El centro de ayuda a los exiliados ustachas en Italia fue el Colegio de San Girolamo degli Illirici, dirigido por croatas.36

Llegó a la capital italiana en 1946, disfrazado de monje y con pasaporte español.37 Durante ese año y el siguiente, residió en el Colegio de San Girolamo y en otros lugares de la ciudad.37 Los servicios secretos estadounidenses sabían que residía en Roma pero no estaban interesados en la detención de ningún anticomunista de zonas del este de Europa, debido a la creciente tensión con el bloque soviético.37 Tras sopesar su arresto, la posible pérdida de las simpatías de los emigrados ustachas hizo que las autoridades militares desistiesen de arrestarlo.37 Seis meses más adelante, en noviembre de 1948,37 huyó a Argentina,31 38 1 en el vapor italiano Sestrire.37 Al llegar allí, hizo de consejero de seguridad del varias veces presidente Juan Domingo Perón. Perón dio más de 34 000 visados a croatas que huyeron del gobierno de Josip Broz Tito. 
  
Pavelić en Argentina, tras el atentado contra su vida en 1957.



En abril de 1957, el Gobierno del mariscal Tito intentó en dos oportunidades asesinarlo por medio de los servicios secretos yugoslavos.31 1 37 Pavelić fue forzado posteriormente a huir de Argentina para evitar la detención y la extradición1 y encontró refugio en España,38 37 por entonces bajo la dictadura de Francisco Franco y que albergaba a otros muchos exiliados fascistas y nazis de diferentes países.[cita requerida] Murió en el ostracismo en un hospital alemán en Madrid el 28 de diciembre de 1959.16 31 38 1 Está enterrado en el cementerio madrileño de San Isidro.39


Pavelić (izquierda), junto al ministro de Exteriores alemán Ribbentrop, en Salzburgo, 6 de junio de 1941


Erich Priebke, (Hennigsdorf, Alemania, 29 de julio de 1913 - Roma, Italia, 11 de octubre de 2013)


Fue un Hauptsturmführer del servicio de seguridad de las SS (RSHA). Es conocido por haber sido asistente de Herbert Kappler,1 que comandó la Masacre de las Fosas Ardeatinas, en la que fueron asesinados 335 ciudadanos italianos.2 Al finalizar la guerra, escapó hacia Argentina, viviendo por un breve tiempo en Buenos Aires y luego radicándose en San Carlos de Bariloche.

Tras la derrota de Alemania, Priebke escapó en 1946 con la ayuda del grupo ODESSA, de un campo de prisioneros en Rimini y después de recibir documentos falsos en Roma, huyó a Argentina. Pasó un muy breve tiempo en Buenos Aires y luego viajó hacia donde sería su lugar de residencia por un medio siglo, San Carlos de Bariloche, en las estribaciones de los Andes patagónicos de Argentina. Priebke fue apoyado, en particular por parte de algunos sacerdotes de Tirol del Sur como Johann Corradini de Vipiteno y Franz Pobitzer de Bolzano, así como también del vicario separatista filonazi Alois Pompanin, que le dio el bautismo católico,3 y fue ayudado en su fuga de la red de contactos manejados por el sacerdote croata Krunoslav Draganović,4 afiliado al partido nazi.

En 1991, su participación en la masacre de Roma fue denunciada en el libro El Pintor de la Suiza Argentina, de Esteban Buch, junto con la historia de otros nazis radicados en Bariloche desde los años cincuenta.6

Sam Donaldson, un periodista de investigación, había estado tras los pasos de Kopps, y al entrevistarlo y mencionar que era un criminal de guerra, Kopps reveló que el verdadero criminal de guerra no era él, sino Priebke, delatando a su connacional, cuyo destino hasta ese momento era desconocido. El interés de Donalson se trasladó a una presa mayor, Erich Priebke, autor ejecutivo de la masacre de las Fosas Ardeatinas en Roma, Italia.

En 1994, cincuenta años después de la masacre, Priebke fue ubicado tras trabajo arduo basado en el libro de Buch,7 y forzado a una entrevista en la calle por el periodista estadounidense Sam Donaldson, de la cadena de noticias ABC.

Priebke consideró que no era ya un riesgo referirse al incidente y reconoció su autoría en los asesinatos en Italia, sin ningún tipo de remordimiento2 8 por los hechos ocurridos, alegando que recibió órdenes superiores y su deber era ejecutarlas. Al ser interpelado como un criminal de guerra, Priebke terminó abruptamente la improvisada entrevista.

El impacto que causó en la sociedad de Bariloche fue enorme, tal que cuando en 1994 se destapó su pasado gran parte de la sociedad se resistió a creerlo. Inclusive un periódico local realizó una campaña a favor de Priebke, en la que se resaltaban las acciones de bien llevadas a cabo por él, y poniendo en duda que un afable abuelo y ciudadano ejemplar hubiera cometido los crímenes de los que se le acusó. La situación fue muy delicada, pues gran parte de la sociedad en principio se negó a aceptar que uno de sus vecinos más significativos hubiese cometido los crímenes de guerra denunciados, aunque en forma gradual se fue imponiendo el convencimiento de lo que verdaderamente sucedió.

La difusión de esta información despertó la ira de muchos italianos supervivientes que todavía no habían podido olvidar el criminal incidente. Tras la emisión del reportaje Italia pidió la extradición, que fue concedida por el Gobierno argentino en noviembre de 1995. Tras su llegada a la península, fue encarcelado en la prisión militar de Forte Boccea, en Roma. El fiscal militar presentó la acusación de Priebke por crímenes de guerra.



Juicio
Priebke fue acusado de «complicidad en violencia continuada con asesinato en detrimento de ciudadanos italianos» por los hechos ocurridos en las Fosas Ardeatinas el 24 de marzo 1944. El 1 de agosto de 1996, el tribunal militar declaró "no proceder, ya que el delito extinguió por prescripción", y ordenó la libertad inmediata de los acusados.

Sin embargo el Tribunal Supremo anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio en su contra. Finalmente, después de numerosas apelaciones en marzo de 1998, Priebke fue condenado a cadena perpetua, pero debido a su avanzada edad y a las leyes italianas cumplió con arresto domiciliario hasta su muerte en Roma, Italia.2

Reinhard Kopps, exagente SS del Abwehr, que se sospechaba había participado en deportaciones en Albania y que usaba el alias de Juan Reinhard Maler, falleció el 12 de septiembre de 2001 en Bariloche.

Muerte
Priebke falleció en su residencia de la capital italiana el 11 de octubre de 2013, con poco más de cien años de edad. Tanto Italia como Argentina se negaron a acoger un funeral del ex capitán de las SS: la comuna de Roma y el Vaticano rechazaron la posibilidad de una celebración de exequias en Roma, mientras que la Cancillería Argentina aseguró que no permitiría el ingreso del cuerpo de Priebke al país, ya que habría manifestado antes de morir sus deseos de ser enterrado junto a los restos de su esposa en Bariloche.

DOCUMENTAL-Bariloche Pacto de silencio - Erich Priebke




Fuente:http://larutadelasratasnazis.blogspot.com.es/2011/01/algunos-de-los-nazis-que-escaparon.html

otros tomaron otros caminos como la operacion paperclip

LA RUTA DE LAS RATAS DOCUMENTAL

enlace del video la ruta de las ratas:https://youtu.be/GF4i5yjDEE8
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...